Cuando visitar Menorca

Organizar un viaje a Menorca


Visitar Menorca es una tentación para muchos y un punto pendiente para otros. Quien la visita una vez, sin duda querrá volver.

Organizar un viaje a Menorca en diferentes épocas del año permite conocer todas las caras de esta hermosa isla del archipiélago balear que es tan bonita como diferente según cuando decidas visitarla.

En Menorca podrás encontrar espectaculares rincones, pintorescos faros, acantilados majestuosos e imponentes y donde la vida se vive sin estrés, a un ritmo pausado y deliciosamente relajada.

Visitar Menorca en verano

Menorca dispone de una amplia oferta de actividades durante todo el año, aunque es en la época veraniega donde éstas son más numerosas. La oferta de actividades para hacer en verano es muy variada desde relajarte en las paradisíacas playas y calas que esconde la isla a disfrutar de las fiestas patronales como un local más.

La variedad de actividades para realizar en Menorca aumenta durante los meses de verano, debido a que muchas tienen el mar como protagonista. Bucear, navegar o simplemente disfrutar del mar en Menorca es sin duda, una de las mejores opciones que pueden hacer tanto los turistas como los residentes durante los meses de más calor.

Visitar Menorca en invierno

Durante el los meses de otoño e invierno, Menorca muestra su cara más natural y menos turística.

Si planificas un viaje a Menorca durante el invierno, podrás disfrutar de una Menorca más auténtica y rural, donde podrás visitar los lugares más turísticos sin aglomeraciones, realizar treking por el Camí de Cavalls sin sentir el calor asfixiante de los meses de verano, visitar las ruinas arqueológicas de la isla, únicas en el mundo, o cenar en cualquier restaurante sin tener que reservar con antelación.

Visitar Menorca durante los meses de temporada baja, es relativamente económico ya que la oferta es muy superior a la demanda.