La Gastronomía de Menorca

COCINA PARA TODOS LOS PALADARES


Debido a su naturaleza isleña y al aislamiento que esto suponía en la historia, Menorca destapó el ingenio de sus habitantes para elaborar una cocina tradicional menorquina que se ha transmitido oralmente de generación en generación. Al contar con recursos limitados y en ocasiones escasos, durante siglos se ha practicado una cocina de subsistencia, aprovechando al máximo los productos del mar  y de la tierra.

A esto se le suma la huella de las diferentes culturas que han conquistado la isla a lo largo del tiempo, trayendo consigo diferentes maneras de realizar los platos más ricos en sabor y color. Todo esto se concentra en cada plato, en cada bocado y merece la pena probarlo para dejarse sorprender.

Por todo esto Menorca ha sido declarada Región Europea de la Gastronomía 2022 por el Instituto Internacional de la Gastronomía, la Cultura, las Artes y el Turismo (IGCAT).

La gastronomía de Menorca gira en torno al pescado y al marisco fresco, sin olvidarnos de los productos del interior de la isla. El plato más reconocido es, sin duda, la Caldereta de langosta, especialidad que podemos degustar en la mayoría de localidades de la isla, pero cuya meca indiscutible es el puerto de Fornells.

La tradición de la cocina Menorquina

Productos típicos de Menorca - Gastronomía Menorca

En Menorca siempre se ha apostado por los alimentos más tradicionales ofrecidos por el campo menorquín, cocinando según los productos de temporada y siguiendo un calendario de celebraciones con los platos más típicos en cada una de ellas. Un privilegio que, durante mucho tiempo, ha sido reservado a los lugareños.

Desde hace ya unos años, la cocina más tradicional de Menorca se puede degustar en los mejores restaurantes de la isla, ofreciendo cocina de mercado y tradicional.

Pescado y marisco

La cocina de pescado y marisco se ha convertido en la estrella de la gastronomía de menorca. En una isla como ésta, tan pequeña, el mar ha estado siempre presente en las mesas. Excelentes moluscos, curstáceos como la famosa langosta y variedad de peces azules, blancos y de roca han dado forma a lo que actualmente son los platos más típicos de Menorca.

Influencias que dejan huella

La cocina menorquina cuenta con particulariedades gastronómicas heredadas de otras culturas que colonizaron la isla, desde los siglos árabes hasta la conquistas inglesas o francesas.

El cuscussó, el postre típico que se suele consumir en Navidad en Menorca compuesto de pan seco, almendras, azúcar y manteca, añadiendo fruta confitada y pasas, es herencia de la época árabe. El Gin es un claro recuerdo del paso de los ingleses por la isla.

Platos típicos de Menorca

Estos son algunos de los platos típicos de Menorca: la caldereta de mero, el mero a la parrilla con salsa mahonesa, la dorada al horno, los calamares a la parrilla, la sopa de tortuga, los salmonetes a la parrilla o al horno con patatas, las “escupinyas” (almejas que se comen crudas con limón o al horno con una mezcla de pan rallado, perejil y ajo), los dátiles (que se cuecen con jerez y perejil), los “peus de cabrit” (arca pelosa) y los “cornets” (caracolas marinas).

Otros platos típicos son el “arros de la terra”, la empanada de “carn de be” y el oliaigu, pariente de las sopas mallorquinas, a base de caldo con verduras y rodajas de pan seco. En verano, se come acompañado de higos tiernos.

Productos típicos de Menorca

Son muchos los excelentes manjares que conforman la cocina isleña. Sin embargo, tres son los productos típicos de Menorca, que gozan de la identidad de Menorca: la salsa Mahonesa (a nivel internacional), el Queso de Mahón (a nivel nacional) y el Gin.

Además Menorca posee unas condiciones medioambientales excepcionales para el cultivo de la viña y desde 2002 los vinos de Menorca se verán amparados por la indicación geográfica de Vino de la Tierra.

Queso de Mahón

Queso de Mahón - Productos típicos de Menorca

El Queso es el rey. Este alimento sobrepasa por su alta calidad y reconocimiento internacional. El máximo exponente es el Queso de Mahón con Denominación de Origen y elaborado a partir de leche de vaca.

Parece que griegos y cartagineses ya apreciaban los quesos menorquines, que salen citados incluso en la célebre carta del obispo Severo, donde menciona los condimentos lac, caseum vaccinium (leche y queso de vaca).

Durante la dominación musulmana, se exportaba a todo el Mediterráneo por mediación de comerciantes genoveses y pisanos, que lo compraban en el norte de África. En el siglo XVIII ya era famoso en toda Europa, y en 1980 recibía la Denominación de Origen.

El queso de Mahón se divide en dos variedades. En primer lugar, queso artesano, elaborado con leche cruda en la propia granja. Puede ser semicurado (maduración de dos a cinco meses), curado (maduración de cinco a diez meses) y añejo (más de diez meses).

El queso Mahón industrial se elabora en factoría a partir de leche pasteurizada. Sigue las mismas características que el anterior, pero con una diferencia añadida: queso tierno o fresco (maduración de diez días a dos meses).

La industria del queso es uno de los factores más importantes de la economía de Menorca. La producción es muy elevada y las fábricas menorquinas gozan de fama y prestigio debido a la calidad de los quesos que elaboran, utilizando las materias grasas sin la menor adulteración, tal y como llegan del campo. El queso menorquín destaca por su exquisito sabor, tanto en el fresco como en el curado. Ideal para ensaladas, bocadillos o tomar a modo de aperitivo.

Embutidos de Menorca

Embutidos de Menorca - Productos típicos de Menorca

Los embutidos más típicos son elaborados con carne de cerdo, siendo la matanza del animal (porquejades) una de las costumbres más típicas de la sociedad menorquina. Actualmente, todavía son muchas las familias que se reúnen para realizar los embutidos en un ambiente festivo y de amistad. La longaniza conocida como «carn i xulla» es actualmente, el embutido más típico de la isla, ya que solo se produce en Menorca. La sobrasada, más fina y menos picante que la mallorquina, el camot, muy similar al «camallor» mallorquín o el botifarró o son también unos de los embutidos más típicos y producidos artesanalmente en la isla.

La salsa mahonesa, la salsa que define la isla

La mahonesa es sin duda el producto de origen menorquín más famoso y consumidor del mundo. Salsa estrella de numerosos platos y recetas tradicionales. 

No se puede hablar de cocina en Menorca sin sacar a relucir la famosa salsa mahonesa (mayonesa). Hecha a base de huevo crudo, aceite, sal y algún líquido ácido (jugo de limón o vinagre) complementa gran variedad de platos de la cocina menorquina.

Todavía hoy se discute sobre su origen. Por un lado, hay quienes señalan que la mahonesa debe su difusión internacional, nada menos que al duque de Richelieu, que trabó deleitoso conocimiento con la apetitosa salsa durante el sitio de Mahón contra los ingleses – a mediados del siglo XVIII- y posteriormente la dio a conocer en Paris, donde la marquesa de Pompadour la puso de moda al hacerla servir precisamente en un banquete dado en honor del duque por haber logrado conquistar la capital de Menorca.

Otros, incluso, atribuyen su origen a Bayona, de modo que mayonesa sería una degeneración de bayonesa. Finalmente, la leyenda dice que yendo Richelieu con sus tropas por el centro de Menorca, desfallecidos por el calor y el hambre, un campesino se apiadó del mariscal y, en su parquedad de recursos, le preparó lo mejor que tenia: pan con una salsa de aceite y huevo. Richelieu, entusiasmado, se llevó la receta a Versalles.

Postres típicos de Menorca

Postres de Menorca - Postres típicos de Menorca

Entre los postres típicos de Menorca, a los que tan aficionados son los menorquines, son famosos los amargos (elaborados con almendra), los “carquinyols” (almendra y huevo ), los “crespellets”, las ensaimadas, los “rubiols”, el “braç de Gitano” y el “turró cremat” de Mercadal, así como las “formatjades” (empanadas de carne), la “coca bamba” (coca que se toma en las fiestas patronales con chocolate caliente) y las “coques de tomatiga” (cocas de tomate) de Ciutadella.

Vinos de Menorca

Los vinos designados con la mención Vino de la Tierra Isla de Menorca deben proceder exclusivamente de cepas plantadas en Menorca de las variedades siguientes: Tintos (Cabernet Sauvignon, Merlot, Monestrell, Tempranillo y Syrah), Blancos (Chardonnay, Macabeo, Malvasia, Moscatel, Parellada y Moll).

Las prácticas de cultivo deben ser tradicionales para conseguir así uvas de la mejor calidad. Por eso, la densidad de la plantación está limitada a 5.300 cepas por hectárea y la producción máxima por hectárea está limitada a 8.000 quilogramos para todas las variedades de uvas.

Gin de Menorca

Gin Xoriguer - Productos Típicos de Menorca

Otro producto típico de Menorca es el gin de Menorca, una ginebra muy especial. Llegó probablemente con los británicos en el siglo XVIII, dado que el enebro que sirve de base para su elaboración no se encuentra en la isla. La característica del gin menorquín es que emplea el mismo proceso de destilación que hace doscientos años. Conserva, por asi decirlo, su “sabor antiguo”, pues se elabora con alcohol de vino y no de grano, y además no sigue el proceso industrial de condensación y descondensación.

Actualmente sólo queda una destilería: Xoriguer, que se encuentra en el muelle del puerto de Mahón. Allí se sigue destilando la ginebra con unos alambiques que tienen más de cien años, a partir de toneladas de bayas de enebro traídas de Montseny, los Pirineos o los montes de Teruel. Se trata de una empresa pequeña y adaptada al mercado insular y parte del peninsular, con una producción de 400.000 litros de gin al año. Es característico el “bòtil”, o botella de barro, que emplea.