Playas vírgenes de Menorca

LAS MEJORES CALAS VÍRGENES DE MENORCA


Si lo que realmente buscas para tus vacaciones en Menorca es alejarte de las aglomeraciones y de las playas arrebatadas, la mejor opción es que prepares tu mochila con agua fría, comida, te untes en abundante crema solar y utilices un buen calzado para poner rumbo a los rincones más desconocidas de la isla de Menorca.  Una excelente opción para los que buscan la más íntima tranquilidad son las playas vírgenes de Menorca alejadas de los núcleos más turísticos.

En las calas vírgenes de Menorca de acceso más difícil es menos frecuente encontrar familias con niños y es muy común encontrar a nudistas, por lo que el silencio y la tranquilidad reinan en un espacio en plena naturaleza. En algunas de las playas vírgenes de Menorca el acceso es más fácil. Es por ello, que suelen estar bastante llenas, por lo que si deseas una playa menos concurrida, te recomendamos visitar aquellas de difícil acceso o las que debes caminar un buen rato para llegar hasta ella. Una vez encuentres la playa, te darás cuenta que vale la pena el paseo.

Finalmente, por su condición de aisladas, es muy recomendable llevar consigo protección solar, comida, agua y no olvidarse de todo lo necesario ya que el camino hasta el coche puede ser bastante largo. En muchas ocasiones la cobertura móvil en estas zonas es inexistente.

En algunas de las calas vírgenes de Menorca el acceso es tan complicado que solo es posible llegar a través de embarcaciones de recreo. Para ello dispones de varios establecimientos donde alquilan este tipo de embarcaciones, por horas, días, incluso semanas. En algunos casos será necesario contar con el permiso de embarcación requerido para poder contratar el alquiler. Si no cuentas con ningún tipo de titulación destinada al manejo de embarcaciones de recreo, tienes la posibilidad de alquilar pequeñas barquitas, donde podrás navegar dentro de un perímetro permitido. Otro de los servicios más solicitados en Menorca, es el alquiler de embarcaciones con patrón, donde únicamente debes preocuparte de disfrutar.