Su experiencia en este sitio será mejorada con el uso de cookies. Leer

GOB

Menorca sobresale por su singularidad, por su patrimonio natural y cultural. Atesorada de calas vírgenes, de paisajes abruptos y de una naturaleza salvaje, la isla ha sido capaz de mantener su belleza intacta gracias a la defensa a ultranza y activa de sus habitantes. Somos lo que somos por nuestro amor al territorio. Respetamos y respetaremos fielmente nuestro carácter único y nuestra biodiversidad hasta los confines del tiempo. Así que, querido visitante, cuida de nuestra isla tanto como lo hacemos nosotros. Menorca recibe y seguirá recibiendo con los brazos abiertos a todo aquel que ame su tierra y sea capaz de respetarla como merece.